Nuestro Ejército se formó al calor de innovaciones que muchas veces escandalizaron al público de la época. Eran extremas. Muchas veces descabelladas. Nunca aburridas.

Somos un pueblo especial